Carta de Mohamed el Chouly

Desde el grupo anti carcelario “La Corda” hemos podido contactar con Mohamed el Chouly, una persona presa que ahora mismo está en el CP de Mas d’Enric (Tarragona). En la carta que hemos recibido nos cuenta que tiene 28 años, lleva 8 años y 3 meses preso, 4 de ellos en celdas de aislamiento, con un total de 8 primeros grados. Aún le quedan 6 años de condena. “Estoy pagando un total de 15 años, por acumulación de pequeños robos”.

Él es del barrio del Raval de Barcelona, ha estado en 7 cárceles de Catalunya y en 6 departamentos especiales diferentes.

La represión empezó cuando se produjo un motín en el CP de Quatre Camins (Barcelona) y se subió en uno de los tejados del centro para reivindicar sus derechos. Cuando decidió bajar, le abrieron un expediente y lo trasladaron al CP de Brians I (Barcelona) directo a la celda de aislamiento. “He recibido al menos 24 palizas, represión y torturas por este acto reivindicativo, se inventan los expedientes y siempre me encierran en 1º grado”. Hace un año aproximadamente, en otro motín, se volvió a subir a uno de los tejados del CP Brians II (Barcelona) para denunciar de nuevo las represalias sufridas por parte de Instituciones Penitenciarias. Volvieron a encerrarlo en aislamiento sufriendo de nuevo vejaciones y abusos por parte de los carceleros. Comenta que los expedientes recibidos son manipulados y en ellos le tachan de violento, agresivo… “No hay expediente que sea 100% verdad. Todo el tratamiento lo tumba un funcionario manipulándolos y eso no ayuda para nada, solo sigue alimentando a este sistema penitenciario para que nada cambie y el negocio de la cárcel siga funcionando para los de siempre”.

En otra ocasión, por una pequeña trifulca en el módulo le pegaron, le ataron con correas de contención y volvieron a inventarse el expediente en su contra una vez más. Este es el “modus operandi” de estos centros de exterminio llamadas cárceles.

Nos explica que los Departamentos Especiales (D.E.R.T) de nada sirven y que los psiquiatras y psicólogos hacen experimentos con las personas presas. “El 60% de las personas presas han recibido algún tipo de maltrato, abuso, palizas, torturas, etc. Estoy harto de recibirlas”. También menciona en su carta que los precios del economato, gestionado por el CIRE, duplican y hasta triplican el valor de los productos en comparación a su valor fuera de las cárceles.

Ahora mismo está estudiando y tiene planes de futuro, y su intención para cuando consiga la libertad es ayudar a jóvenes de barrios “marginales”.

“En la cárcel hay mucha corrupción, el sistema Penitenciario de Cataluña (en este caso) hace con nosotros lo que quiere”.

Se despide de nosotras con: “Mohamed el Chouly, un reo castigado por la Democracia Española.”

Desde nuestro grupo mandamos mucho ánimo al compañero, e intentaremos seguir manteniendo el contacto él, denunciando y difundiendo las injusticias que se cometen dentro de esos centros de exterminio, hasta su destrucción.

¡ABAJO LOS MUROS DE LAS MALDITAS CARCELES!

Julio 2018